Caza del Urogallo y Gallo Lira en Finlandia

Relato de Caza del Urogallo escrito por David Llorente

Después de unas semanas liados con la excepcional caza del Alce al reclamo y una vez cerrada la temporada de caza de la Becada con el excelente grupo de Jon, Víctor y Ángel nos dispusimos a visitar el norte de Finlandia y así conocer de primera mano unos cazaderos de Urogallos y Gallos Lira que nos habían recomendado unos amigos finlandeses y que pensamos pueden ser del agrado de nuestros amigos cazadores.

Timo y Yo nos desplazamos a unos 500 Kilómetros al Norte de Helsinki donde pasaríamos 3 días de caza, nuestro objetivo el Urogallo y el Gallo Lira.

La caza siempre la realizamos en pareja y contamos con un Sako 30-06 y balas de bajos grains así como una escopeta Tika del 12´´. Aunque la caza del Urogallo se suele realizar con perro decidimos no usarlo.

Cada día antes del amanecer nos resguardamos en una isla de árboles cerca de una zona de praderas donde los gallos lira suelen acudir con los primeros rayos de luz del día. Normalmente tuvimos que reclamar entre 30 y 40 minutos antes de que una bandada de gallos lira hiciese aparición aunque sin suerte ya que nunca se acercaron suficientemente o estaban en zonas ciegas en las que no podíamos verles.

El primer día, una vez terminado el reclamo, iniciamos el rececho del Urogallo y Gallo Lira, para ello usamos un todo terreno para desplazarnos de una zona a otra y realizamos diversas incursiones en el bosque donde los cazadores locales suelen ver más ejemplares.

Después de más de 5 horas recorriendo el cazadero y divisando multitud de ejemplares, que se mostraron siempre esquivos sin dar posibilidad alguna al cazador, encontramos el primer Urogallo cerca de un camino donde, por fortuna, no se percató de nuestra presencia. Finalmente Timo con un tiro certero desde unos 110 metros se pudo hacer con el trofeo más deseado.

En el camino de regreso a la casa encontramos en lo alto de un pino un Gallo Lira excepcional, el tiro era bastante largo, unos 80 metros, y en un ángulo de más de 30 grados pero este era mi momento y sin mucho tiempo para pensar apunté rápidamente y apreté el gatillo con gran confianza.

Un ejemplar magnífico, bastante viejo y con un plumaje precioso. Aún usando un calibre bastante alto las balas usadas evitaban daños relevantes lo cual es importante a la hora de la preparación posterior del trofeo.
El primer día se terminaba con gran satisfacción para ambos y con muchas expectativas para los días sucesivos.

El segundo día amaneció con una intensa lluvia lo cual nos hizo cancelar el reclamo y esperar hasta las 9 de la mañana para inicial el rececho.

La intensa lluvia no paró hasta las 14h lo cual hizo bastante frustrante la jornada, sin embargo una vez escampado las aves empezaron a mostrarse menos esquivas siendo fáciles de divisar en lo alto de los pinos donde se esmeraban en secarse al viento.

Sobre las 15h nos encontramos un Gallo Lira en un abedul y Timo con un tiro certero desde 70 metros cobró un excelente ejemplar que dentro de poco servirá como adorno de nuestra casa de caza.

Probablemente Timo es el mejor tirador que conozco y lo digo con conocimiento de causa. Al final de la jornada divisamos en medio de un claro una bandada de Gallos Lira los cuales pensé estaban fuera de nuestro alcance, sin embargo Timo se mostró muy seguro de que podría abatir un ejemplar, en este caso una hembra que estaba en lo alto de un abedul a unos 220 metros. Con un buen apoyo y con mucho temple Timo corroboró lo que pienso sobre su habilidad como tirador y abatió a la hembra de Gallo Lira, sin duda un tiro que no está al alcance de mucha gente.

El final del día fue excelente con una temperatura fenomenal lo cual nos animó a preparar una barbacoa antes de la sauna de rigor.

El alojamiento elegido fue todo un acierto, creo que lo mejor es dejaros las fotos que creo son muy descriptivas.

Iniciamos el tercer día con grandes esperanzas de cerrar el viaje con un par de ejemplares más, entre ellos mi urogallo que aunque vistos varios ejemplares siempre fueron imposibles de abatir. De acuerdo a la opinión de los cazadores locales este año la temperatura es extremadamente alta lo que hace que los Urogallos puedan seguir alimentándose de vallas y frutos silvestres sin tener necesidad de comer en lo alto de los árboles que es el sitio donde normalmente se suelen cazar ya que es fácil divisarlos.

Sobre las 13h y después de caminar bastante nos topamos con un Gallo Lira solitario en las ramas más altas de un abedul solitario. Ya que el abedul estaba situado en el mismo centro de un claro grandísimo no era posible acercarse con lo cual tuve que realizar un tiro desde más de 155 metros. Dado que el Gallo Lira no se percató de nuestra presencia tuve tiempo suficiente para preparar el disparo y finalmente mi segundo Gallo Lira cayó desde lo alto del abedul con un vuelo lento y moribundo a unos 50 metros del árbol. Cobramos el ejemplar después de buscar durante unos minutos y de nuevo la fortuna se puso de mi lado cobrando otro excelente ejemplar se sumó a mi cuenta.

Sobre las 17h y ya casi de regreso a la casa vimos otro gallo lira a unos 50 metros, pensamos en dejarlo ir pero tras una breve conversación decidimos que sería buena idea cocinarlo por noche y disfrutar de este manjar al alcance de muy pocos. De nuevo Timo lo abatió sin problemas aunque en este caso la elección de la bala fue errónea lo cual provocó bastantes daños en el ave por lo que decidimos no fotografiar al ejemplar por respeto.

Durante la cena pudimos degustar el Gallo Lira y sinceramente nos encantó su sabor por lo que decidimos que el siguiente antes de partir de nuevo para Estonia podríamos, durante un par de horas, ir a cazar algún gallo lira más así lo podríamos degustar una vez de regreso a Estonia.

La mañana se presentó con mucha niebla por lo que decidimos no reclamar e ir a una zona donde el día siguiente habíamos encontrado bastantes gallos lira. Tras caminar un rato finalmente encontramos al lado del camino, en lo alto de un pino bastante alto ,un Gallo Lira el cual pude abatir sin problema alguno.

Aunque sin mi deseado Urogallo, el balance final fue muy positivo y la experiencia excepcional. Dejamos este increíble sitio con ganas de regresar el año que viene y con la intención de ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de venir con nosotros a Finlandia a cazar Urogallo y Gallo Lira a partir de próximo año.

Nuestra intención es la de contar con dos únicos grupos de 3 cazadores a finales de Octubre, en cuanto tengamos finalizado el programa lo enviarnos a todos nuestros amigos cazadores con la ilusión de que a partir del próximo año podamos pasar unos días increíbles en Finlandia con alguno de vosotros.

Un cordial y feliz saludo.
David Llorente y Timo