Primer Oso de la Temporada, un gran oro de 312Kg

Relato de Caza del Oso escrito por David Llorente

No es pocas ocasiones he explicado a  cazadores cómo se desarrolla la caza del Oso y siempre he explicado que su caza comienza 3 meses antes de que el cazador llegue a Estonia lo cual no les deja de sorprender. Me gustaría explicar un poco más cómo la caza se desarrolla.

El Oso en Europa es un animal casi 100% nocturno ya que es una animal que necesita de un amplísimo territorio donde la presión humana sea mínima o inexistente y lamentablemente en Europa dichos parajes ya no se encuentran.

El Oso, dado que pasa todo el invierno sin ningún aporte alimenticio, necesita alimentarse constantemente durante la primavera, verano y parte del otoño para ganar un peso considerable que le permita sobrevivir durante el invierno y exactamente ese es su talón de aquiles.

La caza del Oso se desarrolla mediante esperas nocturnas en comederos donde durante unos 3 meses nos dedicamos a cebar constantemente más de 20 comederos (10 de ellos los gestionamos directamente) para asegurarnos tener un número suficiente de osos acudiendo constantemente al cebadero, de este modo somos capaces de mantener un ratio de éxito altísimo, cercano al 100%. Por otro lado usamos cámaras nocturnas para entender exactamente el tamaño de los osos que entran en los comederos.

Una vez que tenemos querenciado al Oso tenemos que mantener un escrupuloso y consistente trabajo para no dejar ni un sólo día de alimentar al hambriento Oso además de asegurarnos de que no se visita el comedero a partir de las 20h que suele ser la hora en la que los osos se empiezan a mover.

A partir de este momento solamente nos queda esperar al cazador y confiar que el tiempo y los vientos sean los adecuados para asegurarnos que el cazador no es percibido por el Oso.

El cazador, una vez llegado a la torre, tiene que ser consciente de que el Oso es un animal muy inteligente y tiene unos sentidos extremadamente desarrollados siendo capaz incluso de distinguir los colores por lo que tiene que permanecer extremadamente concentrado y alerta evitando hacer cualquier mínimo movimiento que pudiese delatar su presencia.

Una vez que el oso se acerca al comedero no hay que dudar y a la primera ocasión que nos muestre el hombro hay que disparar. En nuestra experiencia el calibre mínimo para la caza de los grandes osos es el .300 WM aunque recomendamos usar un .338WM con una bala de al menos 250 grains.

Una vez cazado el Oso normalmente pasan entre 2 y 3 semanas, periodo que tenemos que continuar cebando, hasta que un nuevo Oso ocupa el lugar y a partir de este momento el proceso se repite nuevamente.

Un saludo y buena caza!
David Llorente